Travel and border information for Norway

Information in Norwegian / English

Primera Ministra de Noruega Erna Solberg - Foto:ONU
La primera ministra Erna Solberg encabezará la delegación noruega en el debate general de la 75° Asamblea General de la ONU. ONU

Principales prioridades de Noruega para el 75 ° período de sesiones de la Asamblea General de la ONU

La 75.ª sesión de la Asamblea General de la ONU se inauguró el 15 de septiembre de 2020 en la Sede de la ONU en Nueva York. Este año, los delegados de las capitales de todo el mundo no estarán presentes físicamente durante la semana de reuniones de alto nivel. La asistencia al Salón de la Asamblea General se mantendrá al mínimo y Noruega estará representada por su Misión Permanente ante las Naciones Unidas en Nueva York. Participarán de manera remota los jefes de estado y de gobierno y, además, otros líderes de todos los países del mundo. Los discursos y las declaraciones se entregarán en gran medida en forma de videos pregrabados. La participación de Noruega será encabezada por la Primera Ministra Erna Solberg.

Antecedentes:

La Asamblea General de la ONU es el foro multilateral más representativo del mundo para el diálogo y el desarrollo de políticas. Como tal, proporciona un escenario único para promover los intereses noruegos, para la cooperación internacional y para encontrar soluciones a problemas de importancia clave para Noruega. Las directrices generales para la política multilateral noruega se establecen en el Libro Blanco (“White Paper”) “El rol y los intereses de Noruega en la cooperación multilateral” (Meld. St. 27 [2018-2019]).

La 75.ª sesión de la Asamblea General de la ONU se inauguró el 15 de septiembre de 2020 en la sede de la ONU en Nueva York y comenzó con la toma de posesión del nuevo presidente, Su Excelencia Volkan Bozkir de Turquía. Bozkir ha elegido el siguiente tema para el Debate General de este año: “El futuro que queremos, las Naciones Unidas que necesitamos: reafirmación de nuestro compromiso colectivo con el multilateralismo”, con la intención de responder a la pregunta: ¿Cómo se puede trabajar juntos para recuperarse de la COVID-19 y construir un mundo mejor? Este año, los delegados de las capitales de todo el mundo no estarán presentes físicamente en la semana de reuniones de alto nivel que se celebrará en relación con el Debate General del 22 al 29 de septiembre. La asistencia al Salón de la Asamblea General se mantendrá al mínimo y Noruega estará representada por su Misión Permanente ante las Naciones Unidas en Nueva York. Participarán de manera remota los jefes de estado y de gobierno y también otros líderes de todos los países del mundo. Lo discursos y las declaraciones se entregarán en su mayoría en forma de videos pregrabados. La participación de Noruega estará encabezada por la Primera Ministra Erna Solberg. La delegación noruega participará de forma remota en el Debate General, en las reuniones de alto nivel y en los eventos paralelos. Debido a las circunstancias especiales de este año, la delegación no incluirá observadores del Storting ni representantes de organizaciones de la sociedad civil noruega. Muchas de las reuniones virtuales se transmitirán en línea y serán accesibles para todos. Las conversaciones bilaterales con otros países y organizaciones no constituyen una prioridad para Noruega durante la semana de alto nivel de este año debido a la situación actual.

La 75.ª sesión de la Asamblea General de la ONU dura hasta septiembre de 2021. Las negociaciones en la Asamblea General y sus seis comités principales continuarán durante la sesión y Noruega estará representada tanto por su Misión Permanente ante la ONU en Nueva York como por funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores y otros ministerios relevantes en Oslo, quienes participarán de modo remoto en la medida de lo posible. El trabajo en los comités deberá realizarse de acuerdo con las restricciones de la COVID-19. Se espera que las reuniones presenciales formales se reduzcan al mínimo. Las negociaciones deberán realizarse principalmente en formato virtual, al igual que los diálogos interactivos con los titulares de los mandatos. Las resoluciones y decisiones que no se sometan a votación se adoptarán mediante procedimiento de silencio. Las resoluciones y decisiones que requieran votación se someterán a votación en reuniones presenciales, donde Noruega estará representada por su Misión Permanente ante la ONU.

Además de estas instrucciones, se están redactando otros documentos que establecerán prioridades y objetivos detallados para las negociaciones en los distintos comités de la Asamblea General.

Paralelamente al trabajo en la Asamblea General, Noruega participará en el Consejo Económico y Social de la ONU (ECOSOC). ECOSOC es el organismo principal de la ONU para la formulación de políticas de desarrollo. Noruega ocupó la presidencia de ECOSOC desde julio de 2019 hasta julio de 2020. Noruega seguirá su presidencia del Consejo y buscará fortalecer esta parte clave del sistema multilateral, que es tan crucial para el trabajo de la ONU a nivel de país.

La pandemia de la COVID-19 ha creado conciencia sobre la importancia de las soluciones digitales en todos los sectores. Noruega participó en el Panel de Alto Nivel del Secretario General de la ONU sobre Cooperación Digital, cuyo trabajo será seguido por la oficina del Secretario General durante la Asamblea General. Se espera que Noruega, como campeona de la Alianza de Bienes Públicos Digitales, promueva la cooperación digital, con miras a reducir la brecha digital entre los países desarrollados y en desarrollo, de conformidad con el Libro Blanco sobre la política de transformación y desarrollo digital (Meld. St. 11 [2019-2020]).

  1. Sentar las bases de trabajo de Noruega como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU.

Noruega ha sido elegida miembro del Consejo de Seguridad de la ONU para el período 2021-2022. El Consejo de Seguridad es el único órgano responsable de la paz y la seguridad internacionales que tiene el mandato de aprobar resoluciones vinculantes. Mediante su trabajo en la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, Noruega tratará de salvaguardar sus intereses nacionales y mundiales mediante:

  • el fortalecimiento de la ONU, el derecho internacional y el orden multilateral;
  • la ayuda a prevenir, reducir y resolver guerras y conflictos;
  • el compromiso de asumir la responsabilidad y fortalecer las relaciones con otros países, tanto dentro como fuera del Consejo de Seguridad.

En este trabajo, Noruega se centrará en particular en cuatro áreas temáticas:

  • Diplomacia de paz. Noruega utilizará el conocimiento que ha obtenido de su participación en los procesos de paz para fortalecer los esfuerzos de prevención y resolución de conflictos de la ONU.
  • Igualdad de género. Noruega trabajará para garantizar que la participación y los derechos de las mujeres estén salvaguardados en los esfuerzos de paz y seguridad de la ONU.
  • Protección de civiles. Noruega trabajará para fortalecer la protección de los civiles, incluidos los niños, y utilizará el derecho internacional humanitario y de derechos humanos como base para estos esfuerzos. Noruega dará especial prioridad a los esfuerzos para prevenir y combatir la violencia sexual y de género en los conflictos.
  • Cambio climático y seguridad. Noruega trabajará para garantizar que la ONU discuta las amenazas a la seguridad relacionadas con el clima y el impacto del cambio climático en otros temas de la agenda de la ONU.

 

  1. Estar a la vanguardia de los esfuerzos para promover el desarme.

La Asamblea General es un escenario clave para la labor de desarme. Noruega está trabajando activamente para promover el desarme y los procesos que pueden acercar a los países sobre esta cuestión y obtener resultados. La verificación del desarme nuclear es fundamental para lograr y mantener un mundo sin armas nucleares. Por tanto, el desarrollo de un régimen de verificación multilateral creíble es fundamental para promover el desarme. La delegación se asegurará de que Noruega continúe desempeñando un papel de liderazgo en el trabajo para promover la verificación del desarme en el marco de la ONU, en línea con la resolución patrocinada por Noruega sobre verificación del desarme nuclear adoptada durante la 74a sesión de la Asamblea General de la ONU. El Tratado sobre la No Proliferación de Armas Nucleares (TNP) seguirá siendo la piedra angular del régimen internacional de desarme y no proliferación, y la Asamblea General de la ONU debería tratar de fortalecer el TNP.

  1. Promover la cooperación internacional vinculante y salvaguardar el sistema multilateral.

La cooperación internacional es vital para la seguridad, la economía y el bienestar de Noruega. Observamos una tendencia a dejar de utilizar organizaciones multilaterales para abordar desafíos comunes a través de compromisos y cooperación. Al mismo tiempo, el mundo se enfrenta a importantes desafíos globales que ningún país puede resolver solo. La ONU debe adaptarse a esta situación. Por lo tanto, un objetivo clave de la política exterior del Gobierno es promover la cooperación internacional vinculante y salvaguardar el sistema multilateral, de modo que podamos mejorar nuestra capacidad para hacer frente a desafíos comunes, como la pandemia de Covid-19, y defender los intereses noruegos y mundiales.

  • Noruega apoyará la implementación de las resoluciones adoptadas por la Asamblea General sobre la reforma de la gestión de la ONU, la reforma del pilar de paz y seguridad de la ONU y la reforma del sistema de desarrollo de la ONU. Noruega trabajará para asegurar una mejor financiación para la ONU, y la delegación noruega trabajará para promover la coherencia en todo el sistema y garantizar que la ONU trabaje eficazmente en sus tres pilares: paz y seguridad, derechos humanos y desarrollo. Por lo tanto, se dará prioridad a las negociaciones que se celebrarán en otoño de 2020 sobre la resolución de la Asamblea General sobre la revisión cuadrienal integral de la política de las actividades operacionales de las Naciones Unidas para el desarrollo (QCPR). Estas negociaciones tienen lugar una vez cada cuatro años.
  • La delegación noruega trabajará para promover la gestión basada en resultados en las instituciones de la ONU y para asegurar que la ONU tenga el financiamiento y la flexibilidad que necesita para cumplir con sus mandatos. La delegación también promoverá una gestión sólida y eficaz de los recursos de la ONU.
  • La delegación promoverá la cooperación efectiva a través de las divisiones tradicionales y regionales de la Asamblea General. Buscará tender puentes, escuchar y utilizar una diplomacia constructiva para facilitar soluciones para el bien común.
  • La delegación trabajará para fortalecer la relación entre la Asamblea General, ECOSOC y el Consejo de Seguridad, y promoverá activamente la reforma del Consejo de Seguridad y una mayor transparencia en el trabajo del Consejo.
  • La ONU celebra su 75 aniversario en 2020. La delegación desempeñará su papel para garantizar una celebración adecuada del aniversario.

 

  1. Fortalecer la capacidad de la ONU para prevenir y resolver conflictos.

Noruega buscará fortalecer la capacidad de la ONU para prevenir y resolver conflictos, con miras a promover un desarrollo pacífico y sostenible. En opinión de Noruega, la ONU debería centrar sus esfuerzos en países y áreas con altos niveles de fragilidad. Es fundamental que los esfuerzos de la ONU sean coordinados y coherentes. La cooperación entre la ONU y otras organizaciones multilaterales, como el Banco Mundial y los bancos regionales de desarrollo, es fundamental para lograr los mejores resultados posibles. Las organizaciones regionales tienen un papel importante que desempeñar en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, como deja claro la Carta de las Naciones Unidas. La asociación entre la ONU y la Unión Africana (UA) es particularmente importante. La delegación de Noruega trabajará activamente para fortalecer esta asociación, especialmente en el campo de la paz y la seguridad.

  • La amplia participación de Noruega en los esfuerzos de paz y reconciliación nos ha proporcionado una experiencia importante y una posición única en este ámbito. La delegación buscará fomentar el diálogo entre las partes en conflicto y otros actores relevantes.
  • La delegación participará activamente en los esfuerzos de la ONU para combatir el terrorismo internacional y el extremismo violento. Se dará prioridad al seguimiento de la labor del Grupo de Amigos para la prevención del extremismo violento, establecido por Noruega en asociación con Jordania. Un enfoque sensible al género es esencial. Noruega dará prioridad a asegurar la inclusión de mujeres constructoras de paz en los procesos de paz en cooperación con, entre otros, la Alianza de Mujeres para el Liderazgo en Seguridad (WASL).
  • El crimen organizado transnacional es tanto una política de desarrollo como un desafío de política de seguridad. Las actividades de las redes delictivas suelen ser una fuerza impulsora y una fuente importante de financiación en los conflictos y las crisis. La delegación noruega promoverá la implementación de medidas específicas para identificar y combatir estas redes.
  • Noruega preside el grupo internacional de donantes para Palestina (AHLC), cuya tarea principal es desarrollar las bases para un futuro estado palestino. La ONU es un socio clave en este trabajo. El AHLC es el único foro internacional que reúne a las partes en conflicto y los donantes en reuniones periódicas para discutir medidas que podrían mejorar las perspectivas de alcanzar una solución negociada de dos estados. La delegación de Noruega tratará de asegurar que este trabajo continúe y se fortalezca.
  • Noruega otorga alta prioridad a los esfuerzos para promover la agenda de la mujer, la paz y la seguridad. La delegación trabajará para aumentar la proporción de mujeres que participan en todos los niveles de las operaciones de paz de la ONU, tanto como personal civil como militar. La delegación trabajará para fortalecer la participación de las mujeres en los procesos de paz y asegurar que la perspectiva de género se integre en los esfuerzos de paz y seguridad, y alentará a los países a comprometerse con acciones concretas en esta área.
  • La delegación trabajará, en particular en cooperación con los pequeños estados insulares, para crear conciencia sobre la importancia de las cuestiones relacionadas con los océanos y el cambio climático para la paz y la seguridad internacionales.
  • Noruega está trabajando para mejorar la eficacia y coordinación de las operaciones de paz de la ONU. La iniciativa de Acción para el Mantenimiento de la Paz (A4P) del Secretario General está dando un nuevo impulso a los esfuerzos para aplicar las recomendaciones formuladas por el Grupo Independiente de Alto Nivel sobre Operaciones de Paz en 2015. Este año, también, la delegación de Noruega apoyará activamente la iniciativa, incluyendo a través del Grupo de Amigos sobre las Operaciones de Paz de la ONU.
  • La delegación buscará mantener el consenso alcanzado de que los informes emitidos por el correspondiente Grupo de Expertos Gubernamentales de la ONU brindan el marco para lo que puede considerarse un comportamiento estatal responsable en el ciberespacio. Este marco se basa en la aplicación del derecho internacional existente en el ciberespacio, el cumplimiento de las normas voluntarias acordadas y las medidas de fomento de la confianza y la capacidad. Tanto los procesos actuales como los futuros deben adherirse a este marco y deben basarse en el consenso.

 

  1. Promover la implementación de la Agenda 2030, con un enfoque particular en el apoyo a una respuesta integral a una pandemia, y en las áreas de educación, salud, igualdad de género, océanos, cambio climático y financiamiento para el desarrollo sostenible.

La Agenda 2030 y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fueron adoptados por los estados miembros de la ONU en 2015. La Agenda 2030 es una hoja de ruta global para el desarrollo sostenible diseñada para beneficiar a todas las personas, y la próxima década será fundamental. La Agenda 2030 se basa en la Declaración Universal de Derechos Humanos y compromete a los estados a no dejar a nadie atrás. Por tanto, debe darse prioridad al desarrollo que beneficie a los grupos vulnerables y marginados. La pandemia Covid-19 ha provocado graves retrocesos en los esfuerzos por alcanzar los ODS, incluido el acceso a la financiación. Los grupos vulnerables y marginados se han visto gravemente afectados tanto por la pandemia como por sus ramificaciones socioeconómicas.

Noruega es un socio importante para la ONU y para los países en desarrollo en los esfuerzos por implementar la Agenda 2030. El Secretario General de la ONU ha otorgado a la Primera Ministra Erna Solberg un papel internacional líder en esta área como copresidenta del grupo de Defensores de los ODS. Noruega está dando seguimiento a la Agenda proporcionando un fuerte apoyo político a los esfuerzos de desarrollo de las Naciones Unidas, contribuciones financieras a los fondos, programas y agencias especializadas de las Naciones Unidas, y financiación básica para los fondos de los bancos multilaterales de desarrollo para los países más pobres, así como mediante la cooperación bilateral.

Si queremos tener éxito en el logro de los 17 ODS, debemos desarrollar aún más las alianzas mundiales y fortalecer la cooperación con el sector privado a fin de movilizar más capital privado para estos esfuerzos, particularmente en los países en desarrollo. También debemos mejorar la cooperación con la sociedad civil y forjar nuevas asociaciones con países y otros actores con los que no hemos trabajado tan estrechamente antes. Será fundamental aprovechar el potencial de la tecnología digital y cerrar la brecha digital si queremos cumplir los ODS.

  • La delegación trabajará para asegurar que la respuesta a la pandemia de Covid-19 se integre en el trabajo de la ONU y contribuya al logro de los ODS de la manera más eficaz posible.
  • Nuevamente este año, la delegación trabajará para asegurar que los derechos humanos se integren en los esfuerzos para implementar la Agenda 2030, con un enfoque en los objetivos generales de no dejar a nadie atrás y promover los derechos y la participación de las mujeres. Se dará prioridad a atender las necesidades de los grupos vulnerables, como los niños, las minorías religiosas, los pueblos indígenas, las personas con discapacidad y las minorías sexuales.
  • La delegación buscará inyectar un nuevo impulso a los esfuerzos para implementar los ODS, mediante la promoción de compromisos políticos, prioridades estratégicas y alianzas constructivas.

En particular, la delegación trabajará para asegurar buenos resultados en las siguientes áreas:

a) Educación, que es esencial para el desarrollo social y económico

Noruega destacará la importancia fundamental de una educación pertinente y de alta calidad para todo el desarrollo social y económico. Se está dando prioridad a la promoción de la educación de alta calidad, la educación de las niñas, la educación en situaciones de crisis y conflicto, la formación profesional y la inversión en el sector educativo. Noruega está desempeñando un papel destacado en la promoción de la innovación y el uso de la tecnología como parte de los esfuerzos para garantizar la educación para todos. Noruega también es copresidente del Grupo de Amigos por la Educación y el Aprendizaje Permanente. Los fondos, programas y organizaciones de la ONU son canales y socios importantes para la ayuda noruega al sector educativo. El impacto de la pandemia de Covid-19 en la educación ha sido devastador.

  • La delegación noruega promoverá la coordinación entre organizaciones, fondos y programas, con miras a maximizar la eficacia de la ayuda a la educación.
  • La delegación trabajará para asegurar que la educación siga siendo un tema prioritario en la agenda de la ONU y que los Estados miembros cumplan con sus compromisos en esta área. Estos incluyen la promoción del acceso a la educación para todos y la movilización de recursos nacionales para la educación.
  • La delegación trabajará para mejorar la coordinación entre la ayuda humanitaria y los esfuerzos de desarrollo a largo plazo en el campo de la educación. La delegación destacará la importancia de la educación en situaciones de crisis y conflicto.
  • La delegación dará prioridad a la educación inclusiva, incluida la educación para niños y jóvenes con discapacidad.
  • La delegación trabajará para asegurar que los esfuerzos educativos aborden la brecha digital (acceso y experiencia).
  • La delegación trabajará para asegurar que los impactos negativos de la pandemia Covid-19 en el sector educativo sean considerados adecuadamente cuando se planifiquen e implementen las medidas.

b) Buena salud, que es vital para el desarrollo sostenible

La pandemia de Covid-19 está teniendo ramificaciones sociales y económicas de gran alcance y un gran impacto en la seguridad y el desarrollo, y ha puesto de relieve el hecho de que la salud no se puede considerar aisladamente de otros sectores. El trabajo de Noruega para promover soluciones digitales en el campo de la salud es ahora más relevante que nunca. El papel normativo de la ONU en esta área es vital y los fondos, programas y agencias especializadas de la ONU son canales y socios importantes para la ayuda noruega al sector de la salud. Otros sectores tienen un papel clave que desempeñar en la promoción de la buena nutrición y la seguridad alimentaria. La gestión de los recursos marinos es un área en la que existe un gran potencial en este sentido.

  • La delegación trabajará para fortalecer la respuesta multilateral a la pandemia de Covid-19 y mejorar la seguridad sanitaria y la preparación para futuras pandemias. Se prestará especial atención a las necesidades de los grupos vulnerables en este contexto.
  • La delegación promoverá el acceso universal a los servicios de salud y la distribución equitativa de vacunas.
  • La delegación dará prioridad a los esfuerzos para asegurar que los niños y jóvenes tengan acceso a los servicios de salud, y las medidas que puedan reducir la violencia sexual y el acoso sexual, particularmente en crisis humanitarias y situaciones de conflicto.
  • La delegación trabajará en grupos regionales de países para ayudar a establecer normas y estándares internacionales, movilizar fondos y proteger los bienes públicos mundiales.

c) Igualdad de género, que conduce a una mayor libertad, bienestar y democracia

Para Noruega, el fortalecimiento de los derechos de las mujeres y las niñas es un objetivo en sí mismo. Al mismo tiempo, Noruega está trabajando para mejorar la comprensión de las formas en que la promoción del empoderamiento y la influencia de las mujeres y las niñas beneficia a la sociedad. Noruega trabajará para eliminar prácticas nocivas como el matrimonio infantil, el trabajo forzoso y todas las formas de violencia y discriminación contra mujeres y niñas, así como los intentos de desempoderar a mujeres y niñas y limitar su libre determinación. Debemos aprovechar el enorme potencial que representan las mujeres y las niñas y promover su participación social y económica. A nivel internacional, el trabajo para promover la igualdad de género se considera cada vez más como una de las claves para abordar varios de los mayores desafíos que enfrenta el mundo, incluidos los relacionados con el cambio climático, la economía y la salud mundial. Al mismo tiempo, los esfuerzos por promover la igualdad de género encuentran una fuerte oposición en algunos países, particularmente en lo que respecta a la salud y los derechos sexuales y reproductivos de la mujer. Por lo tanto, los esfuerzos dirigidos y la construcción proactiva de alianzas son esenciales. Las niñas y mujeres de los países pobres tienen menos acceso a lo que necesitan para participar con éxito en el mundo digital. Uno de los ODS está dedicado a la calidad de género y promover la igualdad de género es una prioridad para Noruega.

 

  • La delegación buscará evitar que se vulneren los derechos de la mujer. Es particularmente importante proteger la salud y los derechos sexuales y reproductivos de la mujer.
  • Se convocará una reunión de alto nivel para celebrar el 25º aniversario de la Conferencia de Mujeres de Beijing. Nuestro objetivo será promover las prioridades noruegas, apoyar la implementación de la Plataforma de Acción de Beijing y fortalecer las alianzas en el campo de la igualdad de género. La delegación de Noruega contribuirá a estos esfuerzos.
  • La delegación trabajará para mejorar el acceso de las mujeres y las niñas a los servicios de educación y salud, incluidos los servicios de salud sexual y reproductiva, y para mejorar la protección contra la violencia y las prácticas nocivas, incluso en las zonas afectadas por crisis y conflictos.
  • La delegación de Noruega dará prioridad a los esfuerzos para promover la participación de la mujer en el mercado laboral y en las empresas, así como en la política y la gobernanza.

d) El cambio climático, que amenaza nuestros esfuerzos por reducir la pobreza y construir sociedades pacíficas.

La Convención sobre el Cambio Climático de 1992 y el Acuerdo de París y la Agenda 2030 de 2015 fueron el resultado de la cooperación internacional. Noruega debe hacer un uso activo del marco internacional proporcionado por estos acuerdos para promover la cooperación climática global. El cambio climático afecta más gravemente a los grupos más vulnerables y representa una amenaza para nuestros esfuerzos por reducir la pobreza. También se reconoce cada vez más el hecho de que el cambio climático es un desafío de seguridad global y una causa subyacente de conflicto. Se llevará a cabo una Cumbre de Biodiversidad durante la semana de alto nivel. El objetivo es promover el desarrollo de un marco global de biodiversidad que pueda respaldar la implementación de la Agenda 2030 y ayudar a hacer posible la realización de la visión 2050 para la biodiversidad de "vivir en armonía con la naturaleza".

  • La delegación trabajará para poner la adaptación al cambio climático y la prevención de desastres naturales y relacionados con el clima en la agenda internacional.
  • La delegación apoyará el liderazgo del Secretario General de la ONU sobre el cambio climático.
  • La delegación trabajará para fortalecer los esfuerzos para acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la producción sostenible de alimentos.

e) Océanos limpios y saludables, que son cruciales para la supervivencia humana.

La promoción de océanos limpios, saludables y productivos y la gestión sostenible de los recursos marinos es de vital importancia para Noruega. La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar proporciona el marco para la cooperación internacional sobre la conservación y el uso sostenible de los océanos y los recursos marinos. Las presiones sobre los océanos incluyen el cambio climático, la sobreexplotación de recursos, la pérdida de biodiversidad y la contaminación, incluida la basura marina y, en particular, los plásticos. La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (pesca INDNR) y ciertas formas de subvenciones a la pesca están dando lugar a una sobrepesca. Las negociaciones sobre un nuevo acuerdo, en el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, sobre la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad marina en áreas fuera de la jurisdicción nacional son una alta prioridad para Noruega. Lo mismo se aplica al trabajo para promover un marco global para combatir la basura marina. Una economía oceánica sostenible es vital para lograr varios de los ODS, no solo el ODS 14 sobre la vida submarina, y Noruega considera importante destacar la importancia de la economía oceánica para el desarrollo.

  • La delegación de Noruega tratará de garantizar que las recomendaciones del Panel de alto nivel para una economía oceánica sostenible se integren con éxito en la agenda de la ONU. El Panel de Alto Nivel presentará sus recomendaciones a principios de diciembre.
  • La delegación buscará aumentar el reconocimiento internacional de la importancia económica de los océanos y de la necesidad de promover el uso sostenible de los recursos marinos y océanos limpios y saludables como fuente de creación de valor. Es importante garantizar que las mujeres tengan las mismas oportunidades que los hombres para contribuir y beneficiarse del desarrollo de nuevas industrias.
  • La delegación buscará fortalecer y desarrollar aún más el Derecho del Mar como base para una gestión sólida de los océanos y el uso sostenible de los recursos.

f) Financiamiento para el desarrollo sostenible, en particular la movilización de recursos internos

Ha habido una fuerte disminución en la financiación para el desarrollo sostenible como resultado de la pandemia Covid-19. Esto se aplica a todos los países, pero los países en desarrollo son los más afectados. Es necesario pensar en nuevas líneas y tomar decisiones críticas. Se estima que cerca del 90% del financiamiento necesario para alcanzar varios de los ODS clave tendrá que provenir de fuentes nacionales. Si se utiliza con prudencia para promover la movilización de recursos internos, la ayuda puede aumentar drásticamente los ingresos internos, promover un mayor sentido de propiedad a nivel nacional y conducir a una financiación pública más sostenible. Noruega está dando prioridad a la cooperación que busca aprovechar el potencial de la tecnología digital para aumentar la financiación para el desarrollo (por ejemplo, en el contexto de los sistemas nacionales de impuestos y adquisiciones, y el seguimiento de los flujos financieros transfronterizos).

Si queremos tener éxito en la lucha contra la corrupción y los flujos financieros ilícitos, así como en el aumento de los ingresos fiscales en los países pobres, se necesita un esfuerzo global coordinado para mejorar los sistemas fiscales, combatir el blanqueo de capitales y garantizar que los casos de corrupción se investiguen y procesen adecuadamente. Noruega hará su parte para lograrlo, por ejemplo, participando en los debates sobre financiación para el desarrollo durante la Asamblea General.

  • La delegación de Noruega promoverá la implementación de la Agenda de Acción de Addis Abeba sobre financiamiento para el desarrollo y dará prioridad a temas importantes como los flujos financieros ilícitos y la lucha contra la corrupción.
  • La delegación dará seguimiento al trabajo del Panel de Alto Nivel sobre Responsabilidad Financiera Internacional, Transparencia e Integridad para Lograr la Agenda 2030 (Panel FACTI), que fue establecido por Noruega y Nigeria en 2019 en sus respectivos roles como Presidente de ECOSOC y Presidente de la Asamblea General de la ONU.
  • La delegación enfatizará la necesidad de prácticas responsables de endeudamiento y préstamo para prevenir el riesgo de nuevos problemas de deuda que socaven el progreso hacia los ODS.
  • La delegación también destacará el papel de la mujer y su contribución al crecimiento económico.

 

  1. Fortalecer los derechos humanos y el orden jurídico internacional.

El orden jurídico internacional proporciona un marco claro y predecible para garantizar el cumplimiento de las obligaciones de derechos humanos. El mandato de la ONU y su posición única en el mundo significan que tiene la responsabilidad especial de trabajar para garantizar que no se revierta el progreso de varias décadas en las áreas de democracia, derechos humanos, desarrollo y cooperación multilateral.

La pandemia de Covid-19 ha llevado a muchos países a introducir restricciones que socavan los derechos humanos y el estado de derecho. La situación de los representantes de la sociedad civil, los periodistas y los defensores de los derechos humanos es cada vez más difícil. A medida que continúa la pandemia, esto está afectando particularmente a quienes trabajan para salvaguardar los derechos de las personas a la salud, la libertad de expresión y el acceso a la información.

Noruega considera fundamental salvaguardar los derechos y libertades fundamentales, la protección jurídica y el estado de derecho, especialmente en tiempos de crisis. Es esencial que cualquier restricción a las libertades fundamentales impuesta como parte de la respuesta a la pandemia de Covid-19 sea necesaria, proporcionada, de duración limitada, no discriminatoria y esté establecida en la legislación. Los derechos humanos deben ser respetados e integrados en la respuesta a la pandemia y los esfuerzos de recuperación.

  • La delegación se asegurará de que Noruega continúe desempeñando un papel clave en los esfuerzos de la ONU para desarrollar aún más el marco normativo para la protección y promoción de los derechos humanos.
  • La delegación continuará los esfuerzos de Noruega para apoyar y proteger a los defensores de los derechos humanos, promover los derechos de la mujer y la igualdad de género como una cuestión transversal y combatir la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género, religión o creencias u otras minorías. La delegación continuará los esfuerzos de Noruega para proteger y promover la libertad de expresión.
  • Noruega estará a la vanguardia de los esfuerzos para garantizar que los actores de la sociedad civil puedan participar de manera significativa en los esfuerzos y procesos de la ONU.
  • La delegación continuará los esfuerzos de Noruega para garantizar el respeto del derecho internacional, incluido el derecho internacional humanitario y de derechos humanos, y promoverá el orden jurídico internacional. Apoyará los esfuerzos para promover un orden mundial basado en el derecho internacional, incluidos los principios establecidos en la Carta de las Naciones Unidas. En particular, la delegación
  • trabajará para combatir la impunidad y, como en años anteriores, Noruega expresará su disposición a participar en los debates sobre una nueva convención sobre la responsabilidad penal de los funcionarios y expertos de la ONU en misión;
  • continuará los esfuerzos para completar el trabajo sobre una convención integral sobre terrorismo internacional;
  • participará activamente en las discusiones sobre jurisdicción universal, con miras a evitar que el debate se descarrile o socave nuestra capacidad para prevenir y responder a los crímenes más graves;
  • apoyará la labor de la Comisión de Derecho Internacional sobre los crímenes de lesa humanidad, como en años anteriores.
  • La delegación participará activamente en los debates sobre cuestiones relacionadas con el derecho internacional humanitario (DIH), con miras a contrarrestar los intentos de debilitar o socavar las obligaciones existentes en materia de DIH.

 

  1. Fortalecer la capacidad de la ONU para prevenir y responder a las crisis humanitarias y promover la cooperación internacional en materia de refugiados y migrantes.

Noruega promoverá el cumplimiento de los principios humanitarios de humanidad, imparcialidad, neutralidad e independencia en sus esfuerzos por ayudar y proteger a las personas afectadas por crisis humanitarias.

  • La delegación trabajará para fortalecer los esfuerzos humanitarios a la luz del dramático aumento de las necesidades humanitarias como resultado de la pandemia Covid-19.
  • La delegación trabajará para fortalecer la protección de las personas afectadas por crisis y conflictos, con un enfoque particular en la protección de los niños, los esfuerzos para prevenir y combatir la violencia sexual y de género, la protección de los refugiados y los desplazados internos y la protección. contra minas y otros explosivos. • La delegación promoverá los esfuerzos para fortalecer el sistema humanitario de la ONU, en línea con los compromisos asumidos en el Gran Pacto, que se lanzó en la Cumbre Humanitaria Mundial de 2016.
  • La delegación abogará por una cooperación más estrecha entre la ONU y otras instituciones multilaterales para mejorar la coordinación entre la acción humanitaria, la consolidación de la paz y los esfuerzos de desarrollo a largo plazo.
  • La delegación trabajará para lograr una respuesta a los refugiados más efectiva y mejor coordinada, en línea con la Convención de Refugiados y el Pacto Mundial sobre Refugiados, y contribuirá a los procesos que buscan abordar las causas subyacentes de la migración.
  • La delegación trabajará para promover la migración segura, ordenada y regular y contrarrestar la migración irregular, en el marco del Pacto Mundial para las Migraciones.
  • Noruega será un firme defensor en la ONU de la necesidad de mejorar la protección de los desplazados internos y hará su parte para encontrar soluciones duraderas en esta área. Se ha creado un Grupo de alto nivel sobre los desplazamientos internos siguiendo una iniciativa de Noruega. La delegación dará seguimiento a este trabajo.
  • La delegación promoverá la innovación humanitaria y nuevos métodos de trabajo que conduzcan a una respuesta más eficaz y mejores resultados para las personas afectadas por la crisis. Esto incluye esfuerzos para aumentar el uso de la tecnología digital en situaciones en las que esto puede fortalecer la respuesta humanitaria.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega. 

Artículo Publicado el 17.09.2020 por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega en: https://www.regjeringen.no/en/topics/foreign-affairs/the-un/priorities_unga75/id2741536/