Política de cooperación al desarrollo y esfuerzos humanitarios

En todo el mundo, mil millones de personas viven en la más extrema pobreza. Es responsabilidad mundial el ayudar a las personas necesitadas y contribuir al desarrollo económico a largo plazo y a un mundo más equitativo.
Foto: Ken Opprann/Norad

La guerra y los conflictos han obligado a 65 millones de personas a huir de sus hogares. Hay muchos países marcados por la inestabilidad y la escasez. El cambio climático, la migración y las enfermedades infecciosas afectan a los seres humanos más allá de las fronteras nacionales.

El Programa de las Naciones Unidas para 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (SDGs, por sus siglas en inglés) proporcionan un marco global en el que insertar los esfuerzos por el desarrollo sostenible, la paz y un mundo más equitativo. En el marco de la Agenda 2030, todos los países, Noruega inclusive, se han comprometido a alcanzar metas y objetivos a nivel nacional. Además, compartimos un compromiso internacional para ayudar a otros países a alcanzar sus metas

La cooperación es una entre varias herramientas para combatir la pobreza y promover el desarrollo económico. Noruega concede prioridad a los ámbitos que son especialmente importantes para el desarrollo: la educación, la salud y la creación de empleo mediante el crecimiento empresarial. Los derechos humanos, la igualdad de género, el clima y el medio ambiente y la lucha contra la corrupción son cuestiones transversales de la política de cooperación al desarrollo noruega.

Es importante asegurar una buena coordinación entre la labor de socorro humanitario y la asistencia para el desarrollo económico a más largo plazo. Potenciaremos al máximo nuestras posibilidades de éxito si nos concentramos en la prevención y en llegar a los grupos más vulnerables. De esta manera, reduciremos también la necesidad de ayuda humanitaria en el futuro.

La política de cooperación al desarrollo abarca mucho más que la simple ayuda económica. Son igualmente importantes el comercio, las inversiones, la cooperación en los ámbitos del desarrollo tecnológico, la investigación y la cultura y el fortalecimiento del ordenamiento jurídico internacional.

Objetivos de noruega

  • erradicar la extrema pobreza del mundo para el año 2030
  • garantizar la buena gobernanza y el respeto de los derechos humanos para todos en 2030
  • contribuir a la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible conforme a la Ley
  • garantizar que las personas necesitadas reciban asistencia y protección
  • contribuir al desarrollo sostenible y ayudar a los países a no depender de la asistencia
1@2x.png

Apoyo al desarrollo del sector privado

En los próximos diez años, mil millones de jóvenes estarán buscando trabajo. El sector privado proporciona nueve de cada diez puestos de trabajo en los países en vías de desarrollo. Por ello, el apoyo al sector privado, por ejemplo a través de Norfund, es una parte importante de la cooperación al desarrollo noruega.

Fisk@2x.png

Programa de pesca para el desarrollo

El apoyo al desarrollo pesquero en Kerala, en el sur de la India, en 1952, marcó el inicio de los esfuerzos de ayuda internacional de Noruega. Hoy estamos coordinando la ayuda en este campo más estratégicamente a través del programa Pesca para el Desarrollo. El objetivo general del Programa es reducir la pobreza mediante una mayor seguridad alimentaria, la gestión sostenible de los recursos y actividades comerciales rentables.

Aportaciones

  • promueve una mayor coordinación entre los esfuerzos de socorro humanitario y el desarrollo económico a largo plazo
  • utiliza la ayuda de cooperación para incentivar la inversión privada y crear empleos
  • fortalecer la ayuda humanitaria y el desarrollo a largo plazo en zonas frágiles
  • ayuda a aumentar las oportunidades de que disponen las mujeres y las niñas, promover su derecho a la libre determinación y fomentar su empoderamiento
  • se centra en la educación de las niñas, la educación en situaciones de crisis y conflictos, y en proporcionar una educación de mejor calidad
  • desempeña un papel de liderazgo en los esfuerzos para mejorar la salud materna y reducir la mortalidad infantil, y para detener la propagación del VIH/SIDA, la tuberculosis, el paludismo y otras enfermedades infecciosas
  • promueve activamente objetivos más ambiciosos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo
  • invierte en energías renovables con miras a reducir las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero
  • asigna alrededor del 1% del PIB al año a la cooperación al desarrollo y los esfuerzos humanitarios
Penger2@2x.png

Lucha contra los flujos financieros ilícitos y la corrupción

La generación de ingresos nacionales, la fiscalidad y la lucha contra los flujos financieros ilícitos y la corrupción son mucho más importantes para el desarrollo que las ayudas. Los flujos financieros ilícitos de los países en desarrollo ascienden a 1,26 billones de dólares EE. UU. al año. En comparación, la ayuda al desarrollo global ronda los 120 mil millones de dólares EE.UU. anuales.

jente med bok 2@2x.png

Salud maternoinfantil

Noruega reconoce la importancia de la educación para la salud maternoinfantil. Las niñas que van a la escuela y adquieren educación tienden a casarse y tener hijos más tarde. Por lo tanto, la educación de las niñas y las mujeres es decisiva para mejorar la salud materna y reducir la mortalidad infantil.

En este ámbito España y Noruega cooperan estrechamente a través de organizaciones como Naciones Unidas y los objetivos de desarrollo sostenible, El Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, GAVI (Alianza Mundial para el Fomento de la Vacunación y la Inmunización) y la iniciativa española International commission against death penalty (comisión internacional contra la pena de muerte).