La sociedad noruega

La Noruega moderna se caracteriza por un alto nivel de bienestar, igualdad de género y estabilidad económica.
Foto: Ilja C. Hendel

Los orígenes de Noruega como nación se remontan al siglo X. El país se independizó de Suecia en 1905 y, desde entonces, es una monarquía constitucional. La Constitución de Noruega de 1814 es la segunda más antigua en vigor de las que tienen registro escrito.

En la actualidad Noruega tiene una población de poco más de cinco millones de habitantes. Aproximadamente un catorce por ciento es considerada inmigrante. Noruega también tiene varios grupos de población minoritarios y, como consecuencia de la globalización, se ha transformado en una sociedad multicultural. Los sami constituyen la población indígena de Noruega, y el sami es una de las lenguas oficiales.

Noruega ha sido considerada, en varias ocasiones, como una de las mejores naciones para vivir. Un ejemplo es el Índice de Desarrollo Humano de Naciones Unidas. Es uno de los países del mundo con mayor esperanza de vida: 80,6 años para los hombres y 84,2 años para las mujeres. Según el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, Noruega tiene una de las rentas per cápita más altas del mundo.

La sociedad noruega presenta un alto grado de cooperación entre autoridades, empleadores, trabajadores y la sociedad civil. Con frecuencia se hace referencia a esta circunstancia con la denominación de “Modelo nórdico”. Noruega tiene un importante sector público y, como consecuencia de ello, unos impuestos relativamente altos. Pero, también por esta razón, la sanidad, los servicios sociales y la educación tienen financiación pública. El 32,9 % de la población tiene estudios superiores o un título universitario.

Gestión a largo plazo de abundantes recursos naturales

Durante mucho tiempo la economía noruega ha estado basada en la explotación de recursos naturales como la energía hidroeléctrica, los minerales y la pesca. Los años sesenta fueron testigo del surgimiento de la industria del petróleo y el gas noruegos. Hoy, Noruega es el tercer exportador mundial de gas. También se encuentra entre los principales productores y exportadores del mundo de pescado y mariscos. Noruega tiene una economía abierta, basada en un alto índice de actividad comercial.

Las autoridades noruegas administran los réditos del gas y del petróleo en beneficio de la sociedad en general. Una parte importante de estos ingresos se reconducen al Fondo Soberano de Noruega. Cuando se agote el petróleo, los rendimientos del fondo seguirán generando sustanciosos ingresos que podrán emplearse en beneficio de la población.

El cambio climático global está obligando a las naciones del mundo, incluida Noruega, a adaptarse. Noruega ha firmado y ratificado el Acuerdo de París y nos hemos comprometido a reducir las emisiones de gases invernadero en un cuarenta por ciento antes del año 2030.

kongekrone@2x.png

Monarquía

El Rey Harald y la Reina Sonja son los monarcas de Noruega desde 1991. El Príncipe Heredero Haakon es el sucesor de la corona. Está casado con la Princesa Heredera Mette Marit.

valgurne@2x.png

Democracia

El Storting, el parlamento de noruego, tiene 169 representantes y las elecciones se celebran cada cuatro años. Desde la Segunda Guerra Mundial, la participación media en las elecciones parlamentarias ha sido de aproximadamente el 80%.

Sametinget@2x.png

El Samediggi

El Samediggi (Parlamento Sami) es el órgano representativo de los sami en Noruega. El Samediggi tiene como objetivo reforzar la situación política de los sami y promover sus intereses.

Igualdad e igualdad de derechos

El estado del bienestar moderno está firmemente anclado en valores como la igualdad y la igualdad de derechos. Todos los ciudadanos tienen los mismos derechos, con independencia de su género, identidad sexual, etnia o capacidades. Según los rankings internacionales Noruega está en primera línea mundial en lo que se refiere a igualdad de género y nivel de vida. Aproximadamente un 70% de las mujeres forman parte de la población laboralmente activa. El alto grado de igualdad de género es una de las razones por las que Noruega ha tenido un fuerte crecimiento económico y un incremento constante de su nivel de vida desde los años sesenta.

Baby@2x.png

Permiso de maternidad y paternidad

Las madres y padres noruegos tienen derecho a doce meses de baja con motivo del nacimiento de un hijo. Diez de esas semanas están reservadas para el padre.

icon 40 %

40 % de participación femenina en los consejos de administración

Según la ley noruega, las mujeres deben conformar al menos el 40 % de los consejos de administración de las empresas de titularidad pública y las sociedades anónimas que cotizan en bolsa.

Money

El Fondo Global de Pensiones del Gobierno de Noruega

El Fondo Global de Pensiones del Gobierno de Noruega es uno de los mayores fondos soberanos de inversión del mundo. Ha invertido en más de nueve mil empresas y más de setenta naciones.