De contaminación a construcción – el viaje alternativo de la basura marina

Foto: Synnøve Vereide
¡El equipo de limpieza de la playa! La Embajada de Noruega y La Embajada de Suecia. Foto: Synnøve Vereide.

La semana pasada, la Embajada de Noruega en Cuba siguió el viaje alternativo de la basura marina – desde ser contaminación en la costa habanera hasta llegar a su destino final a la planta de reciclaje de la CNA Atres en Matanzas.

En relación con el día global de limpieza de la costa el sábado pasado, La Embajada de Noruega y La Embajada de Suecia en Cuba juntas organizaron una limpieza de playa hecha por sus empleados y familiares. Después de casi tres horas limpiando, habíamos recogido decenas de kilos de latas, botellas, productos del hogar, pajas, juguetes, bombillas, bolsas de plástico, y mucho, mucho más. Varios de los productos parecían estar en el mar desde hace años, pero aún no se han descompuestos.

 Foto: Synnøve Vereide
La playa antes de que empezamos nuestra limpieza. Foto: Synnøve Vereide

Según la agencia del medio ambiente de Noruega, solo el 5% de la basura marina se encuentra en las playas. El 1% se queda flotando en la superficie de los océanos, mientras el 95% se hunde y termina en el fondo marino. Cuando es de plástico, se puede quedar allí por siglos. Además, la mayoría nunca desaparece por completo – solo se vuelve cada vez más pequeña.

La ONU estima que cada minuto, 15 toneladas de plástico aparecen en los mares. Eso significa que, en un año, cerca de 8 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos del mundo. La basura en los mares caribeños viene de esta misma zona, pero también de los mares más al norte, y contiene productos tanto de uso industrial como privado. 

Foto: Synnøve Vereide
Lo que debe y lo que no debe estar en el mar. Foto: Synnøve Vereide
Foto: Synnøve Vereide
Trabajando juntos para una costa sin plástico. Foto: Synnøve Vereide

Las consecuencias de la basura marina son graves. Cada año, la basura marina afecta la población de animales, aves, peces y corales en todo el mundo. Además, las economías de Noruega así como los países caribeños dependen mucho del mar, especialmente por la industria pesquera y el turismo.

Se estima que el año pasado, se produjeron 300 millones de toneladas de plástico en el mundo. Mucho de este plástico no tiene un destino final, y por eso termine en los mares. Pero, hay una conciencia creciente sobre el tema, y varios de los países caribeños están tomando diferentes medidas para luchar contra la contaminación de la basura marina. Además, hay diferentes iniciativas luchando para cerrar el círculo de la vida de los productos plásticos.

Una de estas iniciativas es la CNA Atres en Matanzas, Cuba. El viernes pasado, representantes de la Embajada de Noruega en Cuba fueron a Matanzas para visitar la cooperativa. Trajimos con nosotros un camión lleno del plástico que habíamos recogido en la limpieza de la playa la semana anterior.

 Foto: Synnøve Vereide
Para nuestra visita a Matanzas, trajimos un camión lleno del plástico que habíamos recogido en la limpieza de la playa la semana anterior. Foto: Synnøve Vereide
 Foto: Synnøve Vereide
Aprendiendo sobre el trabajo de la CNA Atres. Foto: Synnøve Vereide

Entre otras cosas, la CNA Atres trabaja con el reciclaje del desecho plástico. A través de un proceso que incluye clasificación de materiales, limpieza, molienda, fusión, reconstrucción y venta, la cooperativa matancera transforma la basura en varios productos útiles para sus clientes gracias a su invención del material EcoMadera. Entre sus creaciones, se encuentra terrazas, escaleras, bancos, cubos de basura y varios muebles.

Foto: Ingeborg Skov Høye
Terraza hecha de EcoMadera, Matanzas. Foto: Ingeborg Skov Høye

En nuestra visita, tuvimos la oportunidad de ver el proceso para transformar la basura en material de construcción. Visitamos el almacén de basura, la fábrica de reconstrucción y varios lugares con productos ya terminados.

Foto: Synnøve Vereide
Plástico listo para ser transformado. Foto: Synnøve Vereide

Ahora sabemos que el plástico que recogimos nosotros no va a volver al mar, sino que va a hacerse útil para alguién. Y quien sabe – ¡quizás seas tú quien compres un producto hecho de la basura que recogimos!

 Foto: Lonier Mederos
La basura de nuestra limpieza jamás volverá a los mares, pero va a hacerse útil como EcoMadera gracias a la CNA Atres. Foto: Lonier Mederos

Agradecemos mucho a todos los que participaron en la limpieza, y a la CNA Atres por recibirnos (y nuestra basura).

¿Qué puedes hacer para contribuir en la lucha contra la basura marina?

  • No tirar basura en la naturaleza.
  • Hablar sobre el problema con tus amigos y familia, para que ellos no tiren basura en la naturaleza.
  • Intentar no usar tanto plástico desechable. Por ejemplo, traer una mochila cuando vas de compras en vez de usar bolsas de plástico, o decir “no gracias” a una pajilla en tu trago.
  • Reciclar cuando sea posible.
  • Apoyar iniciativas que luchan por el reciclaje.
  • Limpiar una playa – o solo recojer la basura que encuentres mientras estés disfrutando del sol y el mar.

Noruega está firmando un acuerdo de tres años con La Organización de Estados del Caribe Oriental de 27 millones NOK para luchar contra la basura marina en la región caribeña. Además, Noruega será la sede de la conferencia Our Ocean 2019 en octubre, donde se unirán líderes de gobiernos, empresas, la sociedad civil e instituciones de investigación para compartir experiencias, encontrar soluciones y comprometerse a la acción por un océano limpio, saludable y productivo.

#OurOcean #WorldCleanUpDay #MarineLitter #BeatPlasticPollution #PlayasSinPlastico