Conmemoración del aniversario del Acuerdo de Paz

Esta semana celebramos los cinco años de la firma del Acuerdo de Paz.

Aquí puedes leer el discurso que pronunció el Embajador de Noruega John Petter Opdahl en el evento conmemorativo que se dió en el AETCR Llano Grande en Dabeiba, el 23 de noviembre 2021, con presencia del presidente de la república Iván Duque, el presidente del partido Comunes Rodrigo Londoño y el Secretario General de la ONU António Guterres:

 

Estimado Presidente, Sr. Rodrigo Londoño, Secretario General, los firmantes del Acuerdo de Paz aquí presentes, distinguidos invitados:

Es con gran alegría que estamos celebrando el quinto aniversario del Acuerdo de Paz, el acuerdo que puso fin a un conflicto de 52 años.

Con el Acuerdo se creó la esperanza de un futuro mejor para millones de colombianos. Y al nivel mundial, se estableció un nuevo estándar para los acuerdos de paz.

El Acuerdo fue el resultado de un fuerte compromiso de las dos partes; el gobierno de Colombia y las extintas FARC-EP.

Hoy, cinco años después de la firma, el Acuerdo de Paz cuenta con un mandato constitucional muy fuerte.

Está respaldado por millones de colombianos, la sociedad civil, las víctimas del conflicto, y lideres y lideresas en todo el país.

Además, la presencia aquí del Secretario General de la ONU es una muestra del compromiso muy fuerte de la Comunidad Internacional en apoyo a la implementación.

Hoy, quisiera felicitar al pueblo colombiano por lo logrado durante los primeros cinco años:

 

  • La antigua FARC-EP ha entregado sus armas y se ha convertido en un partido político. Se ha reemplazado las armas con las palabras.
  • El sistema integral de justicia transicional está demostrando su eficacia para asegurar la verdad y la justicia a las víctimas.
  • Se ha logrado avances importantes en la reintegración de excombatientes, aunque todavía falta mucho por hacer.

 

¿Dónde mejor celebrar estos avances que con ustedes aquí en Llano Grande? Aquí ustedes -  los excombatientes y la comunidad - de forma conjunta han mostrado que sí es posible lograr la paz y la reconciliación en Colombia hoy.

Al mismo tiempo, el quinto aniversario representa una oportunidad para reflexionar sobre los desafíos y lo que falta por hacer.

Es más que alarmante que 300 excombatientes han sido asesinados en estos 5 años. Personas que lo jugó todo por la paz. Cada una deja una huella, familias y queridos llorando. Esto es insoportable.

También nos preocupa la situación de los Defensores de Derechos Humanos, las líderesas y los líderes locales y de las comunidades étnicas, que están arriesgando sus vidas luchando por la paz en los territorios.

Esto nos llama a todos a trabajar aún más para una implementación integral del Acuerdo de Paz, para así cambiar las causas profundas del conflicto.

Como país garante, Noruega alienta a ambas partes, y a todos los colombianos, a seguir trabajando juntos para lograr esa paz duradera que se acordó hace cinco años.

Tenga la seguridad de que Noruega sigue comprometida a acompañarlos.

 

Gracias.