Política de Cooperación al Desarrollo y Acción Humanitaria

En todo el mundo, 800 millones de personas viven en la más extrema pobreza, y 70 millones se han visto obligadas a huir de sus hogares. Ayudar a las personas necesitadas y contribuir al desarrollo económico a largo plazo y a un mundo más justo forma parte de nuestra responsabilidad mundial.
Foto: Ken Opprann/Norad

El mundo ha hecho grandes progresos en muchas áreas. Se logró el Objetivo de Desarrollo del Milenio de la ONU de reducir a la mitad el número de personas que viven en la pobreza extrema para 2015. Nunca antes tantas personas han tenido tan buenas condiciones de vida. Y nunca antes tantas personas han tenido acceso a la educación y a servicios sanitarios. Sin embargo, la brecha entre ricos y pobres sigue creciendo, y cada vez más personas necesitan protección y ayuda humanitaria. El cambio climático y las enfermedades infecciosas traspasan las fronteras nacionales, y los desafíos planteados por la migración están aumentando.

La política de cooperación al desarrollo de Noruega se basa en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que fueron adoptados por todos los estados miembros de la ONU en 2015. Estos objetivos proporcionan el marco global desde el que realizar los esfuerzos para promover el desarrollo sostenible, la paz y la justicia para el año 2030.

Cinco áreas prioritarias de la política noruega de cooperación al desarrollo:

  • Educación
  • Salud
  • Cambio climático, medio ambiente y océanos
  • Desarrollo del sector privado, agricultura y energías renovables
  • Ayuda humanitaria

Los derechos humanos, la igualdad de género, el cambio climático y el medio ambiente, y la lucha contra la corrupción son aspectos transversales de la política noruega de cooperación al desarrollo.

La acción humanitaria y la ayuda al desarrollo a largo plazo deben estar coordinadas. Si nos centramos en la prevención y en llegar a los grupos más vulnerables, tendremos más posibilidades de éxito. Al hacerlo, también reduciremos la necesidad de ayuda humanitaria en el futuro.

La política de cooperación al desarrollo abarca mucho más que la ayuda económica. El comercio, las inversiones, la cooperación en ámbitos como el desarrollo tecnológico, la investigación y la cultura, y los esfuerzos por fortalecer el ordenamiento jurídico internacional son igualmente importantes. Por ello, estas áreas son también una parte esencial de nuestra política.

Nuestros objetivos

Noruega contribuirá a los esfuerzos para:

  • Erradicar la pobreza extrema para el año 2030
  • Garantizar la buena gobernanza y el respeto a los derechos humanos para todos en 2030
  • Contribuir a la aplicación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible conforme a la Ley
  • Salvar vidas, aliviar el sufrimiento y proteger la dignidad humana en las crisis humanitarias
  • Promover el desarrollo sostenible y favorecer que los países sean autosuficientes y no dependan de la asistencia humanitaria
1@2x.png

Apoyo al sector privado

En los próximos diez años, mil millones de jóvenes buscarán trabajo. El sector privado proporciona nueve de cada diez empleos en países en vías de desarrollo. Por esta razón, el apoyo al sector privado, por ejemplo, a través de Norfund, es una parte importante de la cooperación noruega para el desarrollo.

skolesekk@2x.png

Educación para niños desplazados

59 millones de niños y 65 millones de jóvenes no tienen acceso a la escuela. Una parte importante de la ayuda de Noruega a la educación se utiliza para garantizar el acceso a la enseñanza de los niños y jóvenes que se han visto obligados a huir de sus hogares o que viven en zonas de conflicto.

havPlast@2x.png

Los océanos y la basura marina

Alrededor del 80-90% de los plásticos marinos provienen de fuentes terrestres. En 2018, Noruega estableció un fondo para ayudar a los países en vías de desarrollo a desarrollar sistemas de gestión de desechos, aumentar su conocimiento sobre la basura marina y realizar operaciones de limpieza eficientes.

Nuestras aportaciones

Noruega está:

  • Promoviendo una mayor coordinación entre los esfuerzos de asistencia humanitaria y el desarrollo económico a largo plazo
  • Utilizando la ayuda humanitaria para incentivar inversiones privadas y crear empleos
  • Reforzando la ayuda humanitaria y la ayuda al desarrollo a largo plazo en zonas frágiles
  • Fomentando el respeto por los derechos de las mujeres y las niñas
  • Intensificando los esfuerzos para promover la educación de las niñas y garantizar el acceso a la enseñanza en situaciones de crisis y conflictos, así como para mejorar la calidad educativa
  • Liderando los esfuerzos para reducir la mortalidad infantil y materna, y para detener la propagación del VIH/SIDA, de la tuberculosis, del paludismo y de otras enfermedades infecciosas
  • Promoviendo activamente objetivos más ambiciosos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el mundo
  • Invirtiendo en energías renovables con el fin de reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero
  • Destinando alrededor del 1% del PIB al año a la cooperación al desarrollo y a la ayuda humanitaria
Money

Lucha contra los flujos financieros ilícitos y la corrupción

La generación de ingresos nacionales, la fiscalidad y la lucha contra los flujos financieros ilícitos y la corrupción son mucho más importantes para el desarrollo que las ayudas económicas. En algunos estudios realizados se estima que el impacto de los flujos financieros ilícitos y la corrupción puede superar el billón de dólares EE.UU. al año. En comparación, la ayuda al desarrollo global ronda los 140 mil millones de dólares EE.UU.

jente med bok 2@2x.png

Salud materno-infantil

Noruega reconoce la importancia de la educación para la salud materno-infantil. Las niñas que van a la escuela y reciben una educación tienden a casarse y tener hijos más tarde. Por lo tanto, la educación de las niñas y las mujeres es decisiva para mejorar la salud materna y reducir la mortalidad infantil.

verden@2x.png

Transferencia de conocimiento

El conocimiento noruego en la gestión de recursos naturales y la fiscalidad es cada vez más reconocido por los países en vías de desarrollo, y estamos encantados de compartirlo. Lo hacemos a través de los programas Pesca para el Desarrollo, Petróleo para el Desarrollo y Fiscalidad para el Desarrollo. Además, el programa Digitalización para el Desarrollo se lanzó en 2018.