Visita de Estado

La primera visita de estado a la Argentina después de medio siglo tuvo lugar del 6 al 8 de marzo de 2018. Una extensa delegación, que incluyó a la Ministra de Relaciones Exteriores, Ine Eriksen Søreide, al Ministro de Comercio, Torbjørn Røe Isaksen, a la Subsecretaria Ingvild Tybring-Gjedde del Ministerio de Energía y a más de sesenta empresarios de cuarenta compañías noruegas, acompañó a Sus Majestades, el Rey Harald V y la Reina Sonja de Noruega.

Esta visita confirmó la excelente relación bilateral que existe entre la Argentina y Noruega. El presidente Mauricio Macri llegó al poder en diciembre en 2015 y desde entonces ha remarcado que Argentina es un país que quiere abrir su economía al mundo e incrementar su participación en temas de cooperación internacional. La visita incluyó conversaciones políticas y varios eventos, entre ellos, sendos seminarios sobre comercio y cooperación en la Antártida.

El seminario de comercio brindó a las compañías noruegas la oportunidad de conocer las posibilidades de invertir en Argentina. Aproximadamente 20 empresas noruegas ya están presentes en la Argentina desde hace varios años, y durante el último año importantes empresas como la empresa de energía Statoil y la línea aérea Norwegian se han establecido en el país. S. M. la Reina Sonja inauguró el seminario “Un Nuevo Acuerdo para la Creación de Valor” con un conmovedor discurso. En dicha ocasión, la Reina destacó la importancia de la participación de las mujeres en el sector empresarial y recibió calurosos aplausos por su frase: “Sin equilibrio de géneros, no hay tango”.

Durante la visita se llevaron a cabo conversaciones políticas con el Presidente Macri y representantes de alto rango del gobierno argentino. Se firmaron acuerdos bilaterales sobre, entre otros temas, consultaciones políticas bilaterales y cooperación para la modernización del sector público. El matrimonio presidencial ofreció un almuerzo oficial para la comitiva noruega en la Casa Rosada después de dichos encuentros. Sus Majestades los Reyes también visitaron también las sedes de los poderes legislativo y judicial, el Congreso Nacional y la Corte Suprema de Justicia respectivamente.

Formó parte del programa también un seminario sobre la cooperación argentina y noruega en la Antártida. Su Majestad el Rey Harald inauguró el seminario con un discurso, seguido por el director del museo Fram, Geir Kløver, quien disertó sobre la historia de la cooperación antártica entre Noruega y la Argentina, que fue ilustrada con una exposición en el auditorio. Durante el seminario se firmó también un acuerdo de cooperación de ribetes históricos en investigación y conservación del medio ambiente en la Antártida. 

Se destacó la cooperación entre la Argentina y Noruega en materia de derechos humanos con una visita al Parque de la Memoria. Los Reyes realizaron un homenaje en el que arrojaron flores al Rio de la Plata en memoria de las personas que desaparecieron durante la dictadura militar, de 1976 a 1983. Además, saludaron a representantes de organizaciones civiles, entre ellos, a las Abuelas de Plaza Mayo, representadas por la Sra. Estela de Carlotto.  

Sus Majestades los Reyes recibieron las llaves de la Ciudad de Buenos Aires de manos del Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta durante la reinauguración de la recientemente restaurada Plaza Noruega en el barrio porteño de Belgrano. Allí tuvieron la ocasión de saludar a la colectividad noruega en Argentina.

En el último día de la visita, se marcó simbólicamente la llegada de Norwegian a la Argentina con un acto en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, en Ezeiza. Antes de partir, Sus Majestades visitaron una estancia y disfrutaron de un asado y de la cultura gauchesca.

La visita de Sus Majestades los tuvo un marcado impacto en Argentina: ha dado como resultado acuerdos bilaterales y creciente interés en el ámbito de comercio y de la cooperación empresarial. La cálida recepción del presidente Mauricio Macri, el Ministro de Relaciones Exteriores Jorge Faurie y de los demás representantes del gobierno demostró que la visita también fue agradecida por el anfitrión, Argentina.

Acreditación: Sven Gj. Gjeruldsen, Palacio Real de Noruega